Siguenos en...
Nuestra filosofía
Haciendo un Mundo de Diferencia

Existe un límite sobre lo que los gobiernos son capaces de lograr en la sociedad. Como ciudadanos responsables en un mundo globalizado, los miembros de la JCI asumen los desafíos que los rodean a través de iniciativas de desarrollo local. Estos proyectos específicos requieren que los miembros utilicen una planificación estratégica y crítica a fin de crear soluciones creativas para los problemas de sus comunidades.

Ser Mejor
Los Miembros de la JCI buscan la manera de vivir nuestro lema, Ser Mejor. Nosotros pensamos críticamente en los mayores desafíos de la sociedad y somos parte de la solución actuando en nombre de nuestras comunidades. Buscamos las mejores soluciones para construir mejores comunidades, y crear un futuro mejor.

El Ciudadano Activo Original
Como ciudadanos del mundo, todos tenemos derechos y responsabilidades, así como objetivos comunes. A través de una ciudadanía activa, difundimos nuestro sentido de responsabilidad social para lograr estos objetivos y beneficiar a las comunidades de todo el mundo. 

El ciudadano activo original fue nuestro fundador, Henry Giessenbier. Él tomó medidas para involucrar a los jóvenes en la participación ciudadana en 1914, y los Miembros de la JCI en todo el mundo hemos seguido su ejemplo desde entonces.

Un Movimiento a nivel comunidad con Alcance Internacional
En la JCI, la acción es local, pero nuestros principios e impactos son mundiales. Los miembros entienden que en un mundo globalizado, sus acciones locales hacen eco en todo el mundo. 5.000 Organizaciones Locales de la JCI se enfrentan a los problemas en sus comunidades uniéndose a un movimiento mundial creando un impacto global.

Un Año para Liderar
Con este principio como núcleo, cada año la estructura de la JCI ofrece oportunidades de liderazgo a los nuevos miembros. Un año para brillar. Un año de impacto. Un año para liderar.